El parque  ::   La visita  ::   Visitas guiadas  ::   Actividades  ::   Alojamientos

sábado, 2 de octubre de 2010

¿Como Visitar el P.N. Cabañeros? Rutas de Gargantilla



Para realizar estos itinerarios, el guía-intérprete del Parque Nacional de Cabañeros, esperará a los visitantes, a la hora concretada en la reserva, en la puerta de acceso a la finca pública de Gargantilla, y desde allí habrá que continuar aproximadamente 5 minutos en coche hasta llegar al punto de inicio del itinerario. A la citada puerta de acceso se accede por una pista de tierra de unos 3 km que sale del punto kilométrico 37 de la carretera CM-4157 (Navahermosa-Embalse del Cíjara). En la zona se pueden realizar dos rutas de aproximadamente 4 horas de duración y una más corta de 2h 30m, todas ellas circulares. El bello paisaje que se divisa es muy representativo de Cabañeros, con vegetación representativa del monte mediterráneo como alcornocales, encinares, quejigares y rebollares en muy buen estado de conservación. En este paraje pueden realizarse tres rutas:


- Ruta de Valhondo.


Guiada
Longitud: 6,5 km (circular)
Duración: 4 horas.
Desnivel: 300 m.

Parte de la ruta transcurre por pista y parte por sendero. En su transcurso podemos ver zonas de vegetación mediterránea en muy buen estado de conservación, y muy buenas panorámicas de los montes colindantes, que se encuentran en el interior del Parque Nacional. El último tramo presenta una elevada pendiente.

La ruta comienza en la casa de Gargantilla, y nada más iniciar el recorrido observamos una vista del Macizo del Rocigalgo, punto más alto de los Montes de Toledo, y una panorámica general de las diversas formaciones montañosas donde podemos observar la orografía característica de estos montes de perfil suave. Seguimos el recorrido bajando por el camino que conduce al arroyo de Gargantilla, que da nombre a la zona. Por el trayecto vamos observando diversas especies vegetales características del bosque mediterráneo: el alcornoque, con su corteza rugosa característica, de la que se saca el corcho, nos acompaña durante gran parte del camino, y a ambos lados jaras, brezos y madroños nos van abriendo paso hasta llegar al arroyo. Seguimos nuestro camino siguiendo el curso de agua, y entre fresnos llegamos al río Estena.

Una vez llegamos a la angostura del río, los bosques de ribera formados por alisos, fresnos y sauces cubrirán parte de nuestro trayecto, en un magnífico entorno muy bien conservado, en el cual nos será fácil ir observando algunas de las especies asociadas a estos enclaves húmedos como la lavandera cascadeña, el martín pescador y el mirlo acuático, y en las orillas del río no será difícil encontrar excrementos de nutria.

En nuestro camino por las orillas del río nos encontramos el arroyo de Valhondo, que da nombre a la ruta, y en este punto dejamos nuestra travesía por la ribera del cauce para comenzar a subir la ladera, donde una importante pendiente nos conducirá hasta la última etapa de la ruta, entre encinas y alcornoques, encontrando en el trayecto zonas de umbría donde se hacen más presentes especies como los madroños y durillos, indicándonos que nos encontramos ante un bosque maduro bien conservado.


- Ruta del Valle del Alcornocal.

Guiada
Longitud: 10 km (circular).
Duración: 4 horas.
Desnivel: 150 m.

Esta ruta discurre por un agradable valle con una vegetación muy representativa del monte mediterráneo. Una vez situados en Gargantilla, el recorrido comienza siguiendo la pista central que discurre a través de un alcornocal en buen estado de conservación, y por el camino se va observando una magnífica panorámica de los Montes de Toledo, especies como quejigos, madroños y majuelos, y rapaces como el águila culebrera y el águila calzada.

El camino nos conduce hasta una charca artificial en cuyas orillas es fácil ver alguna rana común, sapillo pintojo y galápago leproso, y dependiendo de la época del año en ella podemos observar la garza real, la cigüeña negra y otras aves acuáticas. Se pueden ver los rastros y huellas que dejan animales como el jabalí o el ciervo, que se acercan hasta sus orillas para beber.

A lo largo del camino iremos encontrando desniveles con pendientes suaves, hasta llegar a la última etapa del itinerario, que transcurre por un robledal de fondo de valle, donde especies como los rebollos, arces y espinos nos acompañarán a lo largo de parte de nuestro recorrido, y donde numerosas aves como el pinzón, el agateador común, carboneros y herrerillos serán fácil de observar.

Según nos adentramos en el robledal encontramos otra de las charcas artificiales que se hicieron en su día para abastecer a los animales en épocas del año más secas, y que con el paso del tiempo se ha naturalizado, cubriéndose de diversas especies de plantas acuáticas como los ranúnculos, que tapizan el agua y que sirven a numerosas larvas de anfibios como el gallipato, salamandra común, tritón ibérico y la culebra viperina de refugio para esconderse y camuflarse

A medida que vamos llegando al final, dejamos atrás el valle y por el camino que va ascendiendo podemos ir observando el contraste de zonas de matorral y alcornocal denso hasta el final de nuestro recorrido.


- Ruta del Robledal-Alcornocal


Guiada
Longitud: 5 km (circular).
Duración: 2 h. 30 min.
Desnivel: 100 m.

Este itinerario, cuyo perfil apenas presenta pendiente, es una variante corta pero muy interesante de la ruta del Valle del Alcornocal, en la cual se puede observar también una buena representación de los bosques mediterráneos.

La ruta transcurre por uno de los alcornocales mejor conservados del Parque Nacional. Comenzamos caminando por la pista central, para más adelante desviarnos por un camino que se va adentrando en un alcornocal bastante denso, cubierto por diversas especies de jaras y brezos y donde a lo largo del recorrido se pueden ir observando los rastros y huellas que nos dejan las diversas especies de animales que habitan en estos montes.

Descendemos por una suave pendiente hasta llegar al principio de un robledal, por donde transcurrirá la última etapa del camino de la ruta, y donde a lo largo del camino es fácil ir observando distintas especies de pequeñas aves que acompañarán al visitante a lo largo del camino (carboneros, herrerillos, etc.)

Mapa de la zona:


Ver Gargantilla en un mapa más grande

POR MOTIVOS DE GESTIÓN INTERNA, LA RUTA PERMANECERÁ CERRADA EL DÍA 12 DE FEBRERO DE 2011

Fuente: Parque Nacional de Cabañeros


No hay comentarios:

Publicar un comentario