El parque  ::   La visita  ::   Visitas guiadas  ::   Actividades  ::   Alojamientos

viernes, 3 de junio de 2011

Pollos águila imperial rescatados en Cabañeros continúan evolucionando bien


Ciudad Real, 3 jun (EFE).- Los pollos de águila imperial ibérica (Aquila Adelberti) que fueron rescatados de un nido en el Parque Nacional de Cabañeros (Ciudad Real) después de que sufrieran un ataque de cainismo por parte de su hermano mayor, se encuentran en buen estado y continúan creciendo y experimentando notables cambios.

Los dos ejemplares que fueron recuperados del nido por técnicos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), de la Junta de Comunidades y del propio Parque Nacional siguen un proceso de recuperación normal en el centro de recuperación de 'El Chaparrillo' de Ciudad Real.

Según el último parte sobre su estado al que ha tenido acceso Efe y que ha sido emitido por el equipo de especialistas que los atienden en este centro, en los quince días de ingreso de los pollos se han observado "notables cambios" en su evolución.

El informe, firmado por la bióloga Elena de Prada, la veterinaria Elena Crespo y el técnico Juan Andrés Ceprián, refleja que cada ejemplar ha ganado cerca de 1,1 kilos de peso en este tiempo, puesto que su peso actual supera ya los 1,6 kilos en el caso del pollo de mediano tamaño y los 1,4 kilos en el de menor tamaño.

Esto ha sido posible porque a los pollos se les proporciona dos o tres cebas al día, dependiendo de la cantidad de alimento que los técnicos observan en su buche.

Esta alimentación se basa en aportes de conejo, codorniz y ratón, en la que también se le va introduciendo hueso triturado y una proporción de pluma o pelo para facilitar la expulsión de egagrópilas.

Los pollos han comenzado, en los últimos días, a ingerir trozos de ratón, en lugar de administrarlo triturado y, próximamente, los técnicos están planificado ofrecer pequeñas piezas para que comiencen a ser despedazadas por ellos.

En cuanto a su comportamiento, por lo que se observa a través de la cámara que los vigilan, pasan la mayor parte del día en contacto uno con el otro y no se han vuelto a observar signos de agresión entre ambos.

Según los técnicos, el comportamiento entre hermanos ha cambiado, hasta tal punto que han observado que el pollo pequeño ya no permite la invasión que solía provocar el mayor en el momento de las cebas.

En cuanto al plumaje, en el pollo mediano se han comenzado a observan perfectamente los cañones de las rémiges escapulares y comienzan a asomar las plumas primarias, secundarias y cobertoras.

En el pollo pequeño, recoge el informe técnico de los técnicos de 'El Chaparrillo', se observan los cañones de las plumas, pero aún no destacan entre el plumón.

Fuente: La Verdad

No hay comentarios:

Publicar un comentario