El parque  ::   La visita  ::   Visitas guiadas  ::   Actividades  ::   Alojamientos

lunes, 30 de enero de 2017

Unas 8.000 grullas pasan el invierno en el Parque Nacional de Cabañeros


ANÍBAL B.C.
CABAÑEROS

El Parque Nacional de Cabañeros y su entorno es uno de los lugares de la provincia de Ciudad Real que elige la grulla común pasar el invierno, donde este año se han llegado a concentrar unos 8.000 ejemplares, según han revelado los datos del censo anual.

Los datos de este censo, facilitados por sus autores -Ángel Arredondo Acero, Ángel Gómez Manzaneque y Carlos Rodríguez Vigal- revela que el embalse de Torre de Abraham, en Retuerta del Bullaque, es la principal zona elegida por las grullas para dormir.

En total, en este punto, durante el mes de enero, se logró censar un total de 6.859 individuos, de los que 5.943 llegaron procedentes desde la zona de Pueblo Nuevo del Bullaque y 916 ejemplares proceden de la zona de El Molinillo.

El segundo de los dormideros en importancia de la comarca de Cabañeros es el embalse de Las Póvedas, donde se han llegado a contabilizar entrando a dormir un total de 1.856 individuos.

Los responsables del censo han precisado que no pueden asegurar que parte de las grullas que duermen en Las Póvedas lo hubiesen podido haber también en el pantano de Torre de Abraham, dado que el censo no se pudo realizar el mismo día.

No obstante, han precisado que la primera parte del censo realizada en el mes de diciembre y que, en esa ocasión, si se pudo realizar de manera conjunta, constató la presencia de 6.666 ejemplares en el dormidero del pantano de Torre de Abraham y 240 ejemplares en el embalse de Las Póvedas, lo que arrojó entonces una cifra de 6.906 grullas durmiendo en la zona de Cabañeros.

Los autores del censo han recordado que las primeras grullas llegan cada año a Cabañeros coincidiendo con la festividad de Santa Teresa, el 15 de octubre.

Tras su llegada, cada mañana salen de los dormideros en los que pasan la noche para dirigirse en grupos no muy grandes, hacia las dehesas de encinas y las siembras de cereal, principalmente campos de maíz recién cosechados, donde buscan alimento a lo largo del día.

A finales de febrero, cuando aún no se ha retirado el frío, las grullas se reúnen de nuevo en grandes bandos y se dirigen hacia el norte de Europa y, desde el área de Cabañeros, toman rumbo hacia la Laguna de Puebla de Beleña (Guadalajara) y la laguna de Gallocanta (Zaragoza-Teruel).

Esta última es el gran centro de reunión de las más de 150.000 grullas que invernan en la península ibérica y el norte de Marruecos, han subrayado.

Los bandos de grullas continúan su viaje por la ruta occidental, superando etapas difíciles como es cruzar los Pirineos, donde han de alzarse en vuelos circulares para alcanzar gran altura, hasta poder lanzarse en vuelo descendente hacia los collados más protegidos.

Tras cada etapa, efectúan siempre las mismas paradas, una de ellas en el embalse de Der-Chantecoq, que significa "Gallo que canta" en francés, curiosamente igual que la laguna aragonesa.
Finalmente, alcanzan su destino y se reparten en zonas de cría de Alemania, Polonia, los países bálticos y Escandinavia.

En ese momento el grupo se dispersa en parejas y crían solitarias en zonas húmedas de lagos y bosques, donde instalan grandes nidos para poner dos únicos huevos.

Por último, los autores del censo han enfatizado que las grullas son unas infatigables migradoras que, durante tres semanas, son capaces de recorrer los 3.000 kilómetros que separan sus lugares de invernada en el sur de Europa, de sus lugares de nidificación en el norte del continente europeo

Fuente: Lanza Digital http://www.lanzadigital.com/news/show/sociedad/unas-8000-grullas-pasan-el-invierno-en-el-parque-nacional-de-cabanyeros/110659

No hay comentarios:

Publicar un comentario